Noticias institucionales

08 | DIC

Notas sobre la historia del mural Facultad C. Razzetti

A propósito del reconocimiento como patrimonio histórico de la Facultad de Humanidades y Artes. 

  • Compartir

El pasado 27 de octubre nuestro Consejo Directivo resolvió por amplia mayoría declarar al “mural” Facultad C. Razzetti patrimonio histórico de la Facultad de Humanidades y Artes. Este acto de reconocimiento institucional reviste una inmensa importancia simbólica y material porque garantiza la puesta en práctica de los derechos consagrados en la Ley Nacional Nº26.691 y la Resolución Nº3/2019 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, relativas a la preservación, señalización y difusión de los Sitios de Memoria vinculados al terrorismo de Estado.

 

El 14 de octubre de 1973 fue asesinado Constantino Razzetti por un comando de la Alianza Anticomunista Argentina. Al llegar la noticia a nuestra institución la Juventud Universitaria Peronista, que tenía una fuerte presencia y dirigía el centro de estudiantes, convocó a una multitudinaria asamblea que colmó todo el patio. En el transcurso de la misma, se decidió por unanimidad ponerle a la facultad el nombre del histórico dirigente de la resistencia peronista. Así surgió eso que hoy llamamos “el mural del balcón de Artes", pintado con letras rojas por lxs militantes de la JUP, muchxs de lxs cuales también fueron posteriormente asesinadxs o desaparecidxs.

 

Durante ese año, y los siguientes, la represión para-estatal se fue acrecentando y decenas de miles de historias de vida y militancia fueron violentadas, negadas y ocultadas por el “terrorismo de Estado”. Luego del 24 de marzo de 1976, “el mural” fue tapado con pintura blanca por orden de las autoridades designadas por el gobierno dictatorial. Pero el intento de imponer el olvido sería infructuoso: cuenta la leyenda, transmitida a través de distintas generaciones pertenecientes a nuestra casa de estudios, que la letra roja volvía a emerger producto de que la mezcla de la pintura contenía nafta, lo cual generaba un fuerte poder de impregnación. Según diversos testimonios, esa era una práctica común, asociada a la mística revolucionaria de aquella época.

 

En el año 2004 un grupo de militantes y ex militantes de la agrupación Venceremos decidió recuperar el mural. Luego de una intensa jornada de trabajo, la actividad culminó con un acto político al que asistieron no solamente estudiantes y docentes de la facultad, sino también la familia Razzetti y militantes de los organismos de DDHH de nuestra ciudad.

 

Con el correr de los años, el mural fue reiteradas veces tapado e intervenido por manos anónimas, en un claro gesto de intolerancia política. Hay certezas de que fue restaurado al menos tres veces más: en el año 2005 por el grupo antes mencionado, en el año 2009 por integrantes de la agrupación La Puiggós y este año por la agrupación Oktubre. De esa forma, distintas generaciones se dieron a la tarea de restablecer la pintada como sitio de recuperación de la memoria y de reactualización política de la lucha, bajo las consignas de Juicio y Castigo a los perpetradores del terrorismo de Estado, que en este caso, como en tantos otros, aún continúan impunes.

 

El reconocimiento de que es la capacidad de agencia de la práctica militante el verdadero motor instituyente de los Sitios de Memoria va en sintonía con la jerarquización de las políticas institucionales de Memoria, Verdad y Justicia, impulsadas a partir de la reciente creación de la Dirección de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de nuestra Facultad, y con la puesta en valor de su Edificio Histórico y el patrimonio cultural que este aloja.

 

Agostina Razzetti Koller (Historiadora UNR-UASLP)      

Santiago E. Montes (Director de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural FHyA UNR)

 

Entre Rios 758 - 2000EKF
Rosario - Santa Fe
Argentina