Noticias institucionales

11 | DIC

Balance positivo del primer año de cursada de la carrera en Gestión Cultural

Así lo manifestaron autoridades universitarias y cuerpo docente de la carrera recientemente implementada en nuestra Casa de Estudios.

 

Con una masiva convocatoria, en noviembre de 2019, se presentaban las nuevas carreras, gratuitas y con ingreso irrestricto, de Licenciatura y Tecnicatura en Gestión Cultural. En un contexto de excepcionalidad y con una amplia matrícula de ingreso, hoy se cumple un año de la aprobación e implementación de la tan anhelada carrera de grado de nuestra Casa de Estudios. 

 

El decano de nuestra Facultad, Prof. Alejandro Vila, se mostró conforme con este primer año y señaló que “de por sí, organizar y desarrollar una carrera es un hecho significativo, y más complejo aún lo fue en este contexto tan angustiante”. Sostuvo que el balance fue muy positivo porque “se pudo implementar la carrera y ponerla en marcha gracias al gran plantel docente que se constituyó en este primer año. Realmente de calidad, que prestigia la Universidad y que seguramente generará enormes procesos de aprendizajes y de futuros profesionales de lujo, cómo es la tradición y la matriz de nuestra facultad y de nuestra de nuestra Universidad”, destacó el profesor Vila.

 

La coordinadora de la flamante carrera de Gestión Cultural, Mg. Marcela Zanin, hizo mención al complejo y a la vez exitoso comienzo. “Un inicio en medio de una pandemia es un escenario que nunca imaginamos, como todos en este mundo, tuvimos que ir probando cuáles eran las mejores opciones. Los profesores probaron distintas modalidades para ver cuáles eran las mejores, inventaron modos de enseñar y de acercamiento a los estudiantes”, manifestó. Y agregó que “lo interesante es que de este trabajo de prueba y error salieron posibilidades de transmisión efectivas. Todos aprendimos a lidiar con una forma única de trabajo, la virtual. Y puedo decir, sin equivocarme, que aun siendo compleja fue una cursada exitosa”.

 

Este año se presentó como un gran desafío ya que, además del contexto de pandemia mundial, se inició con un nuevo grupo de docentes y fue necesaria la conformación de un espacio de diálogo y participación permanente. También se inició el ciclo académico con más de 120 estudiantes activos, que mantuvieron su presencia, trabajo y participación constante en cada una de las materias dictadas. “El desafío fue ir ajustando los recursos, encontrar los modos más adecuados para poder llevar adelante la cursada. No quiero dejar de señalar que todo fue posible gracias a la gran disposición a colaborar que todos pusimos en acto: docentes, estudiantes y equipo de Coordinación de la carrera”, destacó Zanin.

 

En relación al trabajo detrás de esta nueva carrera y su puesta en marcha, el decano de nuestra Facultad celebró y ponderó el compromiso del equipo directivo y docente: “el equipo ha estado a la altura de las circunstancias. Han trabajado muchísimo, con un nivel de generosidad muy grande, generando cultura colaborativa, participación, debates y diálogos, y respondiendo a las necesidades y a las inquietudes de manera de manera permanente”.

 

Por su parte, Carolina Rolle, docente de la materia Pensamiento y Cultura Contemporánea , hizo fundamental hincapié en el estudiantado: “fue un grupo hermoso, muy autoexigente. Un grupo que desde el punto cero quiso trabajar y estudiar; muy comprometido y motivado con la decisión de hacer esta carrera”. También recalcó el valioso acompañamiento de la coordinación de la carrera por “la autonomía y libertad otorgada, para poder trabajar de la mejor manera posible”.

 

Cabe destacar que ante la inesperada coyuntura se pusieron en práctica distintas herramientas y modalidades para llevar adelante el año académico.

 

Rolle insistió en la importancia de llevar adelante un acompañamiento no solo en lo académico sino también en relación al ingreso a la vida universitaria y, a su vez, fomentar el acompañamiento entre los mismos alumnos.

 

Por otra parte, Martin Ovando, ingresante de la carrera, destacó que, beneficiado por la disponibilidad temporal forzada que le trajo la situación actual, pudo cursar casi todas las materias. En relación a las herramientas y modalidades de cursado, destacó el uso del campus virtual señalando que fue “muy sencillo de utilizar, desde distintos dispositivos, y que los foros fueron de gran ayuda ya que le parecieron un espacio súper útil y estuvieron allí como reemplazo de los pasillos de la Facultad”. 

“Ojalá se pudiera hacer un mix entre la virtualidad y la presencialidad cuando las cosas se normalicen”, manifestó.

 

Según la coordinadora de la carrera, el balance de este primer año fue altamente positivo: “En este marco de la educación virtual creo que hemos ganado experiencia y conocimiento sobre recursos que seguiremos aprovechando. Que, si bien no fue el marco de inicio esperado o imaginado para implementar una nueva carrera, hemos ganado en recursos técnicos y fundamentalmente en recursos humanos, y creo, sin duda, emergió lo mejor de cada uno”.

 

En miras al próximo año hay varios proyectos en carpeta, entre los cuales se destacan continuar con la selección de docentes para las distintas asignaturas; implementar, a comienzos del 2021, la única materia que no pudo iniciarse en este año: Práctica Pre-profesional I; y, finalmente, poner en marcha el segundo año de cursado. “En eso estamos trabajando, con las mismas ganas y el mismo espíritu colaborativo”, concluyó Marcela Zanin. 

Entre Rios 758 - 2000EKF
Rosario - Santa Fe
Argentina